Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

   

Consejos

 

Las plantas deben podarse al menos cada tres semanas, pues las plantas descuidadas representan un mal chi y atraen la energía negativa.

La energía que proviene del elemento de la madera se concentra en el este y en el sureste. Activa esos puntos colocando nácar en estos puntos de tu casa, y verás como se incrementan tus ingresos.

La energía de la tierra es una de las más propicias para el Feng Shui. Para activarla debes poner objetos de cerámica o barro en los extremos noreste y suroeste, siendo éste último donde más se concentra. 

Para que el Feng Shui negativo no afecte tu empresa, pon tu cartel en un lugar donde se eviten los puentes, los trenes elevados, los postes eléctricos y de comunicaciones y las esquinas de otros edificios. 

Cuando coloques el cartel o anuncio de tu empresa asegúrate de que quede resguardado del feng shui negativo. Ponlo en un lugar elevado. 

Para no tener problemas en el campo de la salud, asegúrate de que tu hogar tenga una esquina oeste. Si le falta, reemplázala con una luz fuerte o un espejo.

Si la esquina suroeste falta en tu casa, deberás sustituirla con algún espejo o alguna luz brillante, pues simboliza la buena ventura en las relaciones para el Feng Shui, y su ausencia te provocará grandes problemas en ese ámbito.  

La esquina del sudoeste de una habitación representa la riqueza. Si tu hogar carece de esa esquina, puedes sustituirla con un espejo, una luz brillante o construye una extensión.   

Los biombos en zig zag son muy dañinos para el buen feng shui, pues acumulan shar chi (energía negativa) en los ángulos.  

Los biombos no sólo sirven para separar habitaciones, sino que también detienen, disuelven y disipan la energía negativa o shar chi. Colócalos alineados, plantados en el suelo, o bien colgados del techo.  

Las columnas cilíndricas no resultan tan dañinas como las cuadradas, sobre todo si están enmarcando la entrada principal. Por otro lado, si queda frente a ésta si se vuelven muy peligrosas.  

Las columnas cuadradas plantean problemas de energía porque su forma es muy agresiva y trae mala suerte.  Para contrarrestarlo, cúbrelas con espejos o con plantas trepadoras. 

*

Las escaleras de caracol son de mal agüero, en especial si están en el centro de la casa. El espacio entre los escalones permite que el dinero se escape  en grandes cantidades y su forma espiral desestabiliza la casa. Cuando están en una esquina son menos dañinas.

Desde hace mucho tiempo, los chinos han creído que cualquuier interferencia con el terreno pueden originar calamidades extraordinarias, pues cualquier construcción o transformación que haga el hombre tendrá sus inevitables concecuencias en el mundo que lo rodea y por lo tanto en su vida, directamente.

Aunque en sus origenes el Feng Shui se remonta a preceptos muy antiguos establecidos en el Li Shu (libro de los ritos chinos), donde la búsqueda era guardar el equilibrio de la naturaleza, hoy en día es una amalgama de razonamientos lógicos, tradiciones orales, simbolismo, estructuras basadas en los puntos cardinales, un poco de superstición, y una compleja disciplina.

En el siglo IX d. C., el sabio Yang Yun-sung compiló el primer manual del Feng Shui, que sirvió para conformar la Escuela Primitiva. Un siglo más tarde compilaron otra guía adecuada al Norte, basada en los puntos cardinales y no en las formaciones montañosas de las cuales carecían, esta otra escuela se conoce como la del Compás. Hoy en día, estos dos sistemas se combinan con la idea de tener una mayor exactitud.

Junto a las escuelas mayores de Feng Shui (la Primitiva y la del Compás) surgió la que se denomina Tercera Escuela de Feng Shui, la cual está conformada más que todo por observaciones de sentido común, cierto folclor y alguna imaginación. Se diferencia de las otras en que es más popular y no tiene en sus fundamentos ninguna pretención científica ni rigurosidad alguna de método. Sin embargo, esta escuela es una de las más difundidas en el mundo y es tal vez la que tiene mayor acogida.

CONSEJOS

El Noroeste atrae buen chi si se pinta con tonos como el blanco, el plateado o el dorado y se hacen combinaciones con el gris o el amarillo. Evita a toda costa el rojo y el naranja.  

En el área noreste, tonalidades como el amarillo y el beige resultan muy favorables, sobre todo si se combinan con el rojo y el naranja y se evita el verde y el marrón.  

El Suroeste puede verse energetizado con tonalidades como amarillo y el beige, combinados con el rojo y el naranja, mientras que el verde y el marrón son muy adversos.

En el Sureste, el vede claro y el azul pálido o celeste son muy favorables para el Feng Shui, mientras que el gris o el blanco son muy negativos.  

En el Oeste, los colores más propicios son el blanco y el gris combinados con el plateado, el dorado o el amarillo. El rojo y el naranja son funestos.

El verde y el marrón combinados con negro y azul, hacen una mezcla perfecta en el sector este. Evita el blanco, plateado y dorado.  

Hazte una vasija de la abundancia y escóndela en tu armario. Puede estar hecha de cristal, oro o vidrio. Llénala de piedras semipreciosas y con tierras obtenida en el jardín de un hombre rico. Así atraerás la buena fortuna.  

Celebra el Año Nuevo como los chinos, con petardos, címbalos, tambores para así acabr con las viejas energías y dejar sitio para las nuevas.  

Cada vez que limpies una habitación, hazlo con un ruido fuerte, como música alegre y a todo volumen.  

Procura que tu salón tenga un muro sin ventanas, y totalmente macizo, para que el chi no se escape. Si este muro puede quedar frente a la puerta principal, el efecto sería todavía más propicio.  

Cuando diseñes los espacios de tu casa, recuerda que se debe dejar fluir el chi de una havbitación a otra de manera lenta y acompasada.  

Para favorecer la entrada del buen chi, coloca sobre tu puerta una lámpara brillante de cristal.  

Para aumentar el Feng Shui en tu casa, puedes colocar una pequeña pecera frente a la puerta o a la izquierda de ésta, en el interior.

Una columna voluminosa resulta muy negativa para el buen chi. Evita que apunte o flanquee tu puerta, y trata de nunca colocarte en frente de una, para que no te apunte.

La esquina de un edificio es nefasta para el Feng Shui, pues atrae el ying a cualquier lugar que apunte. Rehuye estos lugares, y trata de que nunca apunten a tu hogar.  

El tronco de un árbol frente a la puerta principal de tu casa, traerá sobre tí un mal Feng Shui, pues le quitará oxígeno a tu casa.  

Trata por todos los medios que frente a tu casa no haya un poste de teléfonos, pues esté será como un imán para el mal chi y te traerá terribles consecuencias.  

Otra flecha envenenada es una tapia muy alta, pues bloquea cualquier energía yang que quiera acercarse a tí. Evítalas.  

Un tejado triangular es una flecha envenada y cuando apunta a tu casa, caerá sobre tí toda la energía negativa del ying.  

Ten cuidado de que una calle recta no llegue directamente a tu puerta, pues es una flecha envenenada.  

A veces hay flechas envenenadas que nos amenazan y es importanrte saberlas reconocer. Cualquier cosa que apunte a nuestra puerta principal puede ser una flecha envenenada, por lo que es mejor deshacerse de eso.  

El símbolo yin del Pa Kua aleja toda energía negativa de tu hogar. Colócalo en el dintel de tu entrada y obtén protección. El símbolo se consigue en cualquier bazar asiático.  

Ten cuidado con poner demasiados elementos acuáticos en tu casa, el exceso del agua atrae el peligro.  

No tengas fuentes de agua, como estanques o piscinas cerca de tu puerta principal, pues eso significa lágrimas.  

Las flores marchitas de tu jardín deben ser eliminadas, para no acumular una energía negativa yang.  

No debes tener en tu casa agua estancada, para que siempre gocen de sana energía yang.  

Las plantas secas o podridas desprenden grandes cantidades de energía yin con resultados nefastos, por lo que debes deshacerte de ellas.

No pongas cerca de la puerta principal, plantas con espinas o pinchos. Aún cuando estas plantas tienen un aura protectora, deberán mantenerse en el exterior de la casa.  

Los árboles deben ser podados como mínimo una vez al año, porque sino atraerán un mal chi, y además abrumarán tu casa, lo que causará un aire viciado.

Las plantas deben podarse al menos cada tres semanas, pues las plantas descuidadas representan un mal chi y atraen la energía negativa. 

La energía que proviene del elemento de la madera se concentra en el este y en el sureste. Activa esos putos colocando nácar en estos puntos de tu casa, y verás como se incrementan tus ingresos. 

La energía de la tierra es una de las más propicias para el Feng Shui. Para activarla debes poner objetos de cerámica o barro en los extremos noreste y suroeste, siendo éste último donde más se concentra. 

Para que el Feng Shui negativo no afecte tu empresa, pon tu cartel en un lugar donde se eviten los puentes, los trenes elevados, los postes eléctricos y de comunicaciones y las esquinas de otros edificios.

Cuando coloques el cartel o anuncio de tu empresa asegúrate de que quede resguardado del feng shui negativo. Ponlo en un lugar elevado. 

Para no tener problemas en el campo de la salud, asegúrate de que tu hogar tenga una esquina oeste. Si le falta, reemplázala con una luz fuerte o un espejo. 

Si la esquina suroeste falta en tu casa, deberás sustituirla con algún espejo o alguna luz brillante, pues simboliza la buena ventura en las relaciones para el Feng Shui, y su ausencia te provocará grandes problemas en ese ámbito.  

La esquina del sudoeste de una habitación representa la riqueza. Si tu hogar carece de esa esquina, puedes sustituirla con un espejo, una luz brillante o construye una extensión.   

Los biombos en zig zag son muy dañinos para el buen feng shui, pues acumulan shar chi (energía negativa) en los ángulos.  

Los biombos no sólo sirven para separar habitaciones, sino que también detienen, disuelven y disipan la energía negativa o shar chi. Colócalos alineados, plantados en el suelo, o bien colgados del techo.  

Las columnas cilíndricas no resultan tan dañinas como las cuadradas, sobre todo si están enmarcando la entrada principal. Por otro lado, si queda frente a ésta si se vuelven muy peligrosas.  

Las columnas cuadradas plantean problemas de energía porque su forma es muy agresiva y trae mala suerte.  Para contrarrestarlo, cúbrelas con espejos o con plantas trepadoras.  

Las escaleras de caracol son de mal agüero, en especial si están en el centro de la casa. El espacio entre los escalones permite que el dinero se escape  en grandes cantidades y su forma espiral desestabiliza la casa. Cuando están en una esquina son menos dañinas.

Uno de los símbolos más prósperos dentro de la corriente del Feng Shui es la rana de tres patas. Si colocas esta criatura en tu sala, multiplicarás tu suerte con el dinero. 

Para atraer la suerte en tu trabajo, ten cuidado al diseñar tu tarjeta de presentación. Evita los diseños demasiado abstractos, angulosos y punitagudos y asegúrate que los ángulos nunca apunten a tu nombre. 

La firma puede atraer la bonanza y muchos triunfos si empieza y termina con un trazo ascendente. 

Debes asegurarte que todas las puertas de tu hogar y oficina abran hacia dentro para que sean de buen agüero y atraigas la buena suerte. 

Las puertas con bisagra producen un mejor feng shui que las puertas corredizas, pues permiten que entre la energía equilibrada.

 

Para atraer un buen Feng Shui no debes tender la ropa en la noche, pues durante las horas nocturnas hay exceso de energía yin, lo que alteraría tu chi, o energía vital.

Las puertas más recomendadas para poseer un feng shui propicio, son las macisas sin detalles en vidrio.  

Tu oficina no debe estar orientada hacia el oeste, pues esto ocasionaría un exceso de energía yang. Tapa la luz excesiva con cortinas gruesas o persianas, para evitar mal humor y enfrentamientos en el lugar de trabajo. 

Según el Feng Shui, los números de la suerte son el ocho y el nueve. El primero porque su fonética recuerda a la palabra china para desarrollo y crecimiento; y el segundo porque simboliza la plenitud del cielo y la tierra, por lo que es inmutable y rotundo. 

Las computadoras y otros objetos de oficina deben colocarse en el extremo oeste de la mesa, para que tu capacidad de respuesta bajo presión, sea óptima. 

Para gozar de buena reputación siempre, puedes colocar una lámpara en la zona sur de tu mesa.  

Coloca un pisapapeles de cristal en la parte sudoeste de tu mesa, de esta forma te garantizarás relaciones muy exitosas.  

Para tener un feng shui propicio con respecto a tus ingresos, puedes colocar flores sobre tu mesa, en la zona este, para así atraer la bonanza económica. 

Tu escritorio debe tener un espacio luminoso donde el buen chi pueda acumularse enfrente de tí. Para ello, despeja ese espacio de carpetas, libros y documentos; procura además que la pila de documentos de la izquierda sea más alta que la de la derecha.

Nunca te sientes en la esquina de una mesa cuadrada, con el canto apuntando hacia tí. Si estás comiendo, la comida no será agradable, si estás con alguien a quien quieres impresionar, no se fijará en tí, y si estás jugando perderás dramáticamente.  

Nunca debes sentarte frente a la esquina de una mesa, una estantería porque representan cuchillos, una puerta o un acensor, una escalera, un pasillo largo y estrecho, la puerta de un baño, o el canto de una columna cuadrada.

Nunca te comas la última porción de pastel, ni el último bocado de tu plato, ni los restos de comida, pues estarías creando energía de pobreza, la cual definitivamente te guiará a la carestía. Por eso, debes resistirte a ese último bocado.  

Las tazas, jarras, vasos y tarros no deben tener bordes rajados o grietas en alguna parte. Beber en un recipente quebrado corta simbólicamente la boca y los labios, y afecta el habla. Es mejor deshacerse de estos vasos y loza, para evitar un chi negativo.  

Hay hombres celestiales, los que son atentos y serviciales. Ellos te servirán de guía y de consejero. Acércateles porque dirigen el chi positivo hacia tí. 

Evita a los hombres infernales, es decir a aquellos que te hieren, te angustian, te hacen sufrir o te hacen perder la pasiencia, debido a que te estarán enviando energía negativa. 

Nunca apuntes a tus seres queridos ni a tus amigos, con objetos punzocortantes o con las tijeras, pues les estarías mandando energía muy negativa. Tampoco permitas que te señalen a tí, con estos objetos. 

Si te apuntan con el dedo índice, la energía negativa se dirigirá hacia tí. Si lo hacen muchas veces, entonces sufrirás bastante. Cuando te suceda, pide a tu interlocutor que no lo haga y abstente tú de hacérselo a alguien. 

Para que tu familia sea feliz, no debes colgar retratos familiares frente a la puerta de aseo, ni frente a la puerta principal, ni frente a una escalera, ni en el sótano, ni bajo un baño en el piso superior. 

Evita las fotos de tres personas, pues es un augurio de separación, a menos que existan lazos sanguíneos entre ellos. 

Para aumentar tu popularidad, debes colgar un móvil o colgante de dos o nueve tubos, ya sea de cristal o de cerámica, en el extremo sudoeste de la sala. En el dormitorio no es buena idea colocarlo, pues implicaría una acumulación excesiva de energía yang. 

El televisor es un aparato que contiene energía yang en exceso, así que no lo pongas delante de tu cama, o si no hay opción, entonces cuando esté apagado cúbrelo con una manta.

Si quieres tener hijos, cuelga imágenes de niños para que invoquen a la fertilidad y tengas mucha descendencia.

 

Nunca pongas plantas o flores en tu dormitorio, pues absorben toda tu energía. Sin embargo las frutas, y en especial las granadas, sí son muy beneficiosas, en caso de que se quiera hijos, porque atraen la fertilidad. *

Durante los primeros años de una relación, es bueno decorar el cuarto donde duerme la pareja con rojo, pues este color simboliza la pasión y tiene una fuerte energía yang que trae suerte a quienes quieren tener niños. Si el rojo no te gusta, puedes utilizar colores como el rosa o tonos melocotón. Aquellos que no deseen tener hijos, deben decorar el cuarto con tonalidades yin más apagados como el verde o el azul. *

Para que la convivencia con tu pareja sea feliz y dure para toda la vida, ten por toda tu casa adornos y objetos a pares, es decir de dos en dos, como mariposas, patos o pájaros. *

Esconde las escobas una vez que hayas acabado de limpiar, pues aunque éstas estén relacionadas con el barrido de las energías negativas, también pueden arrastrar la energía positiva presente en tu casa. *

Coloca el equipo de sonido en la pared oeste del salón pues en esta posición te brinda abundante suerte. *

Si en tu casa se acostumbra comer arroz, guárdalo en un recipiente especial, pues el arroz representa la fortuna de tu familia. Ten el recipiente siempre lleno y nunca llegues a ver el fondo. *

Las púas de los cactus representan pequeñas flechas que acumulan energías negativas. Nunca tengas estas plantas dentro de tu casa. Los cactus puedes plantarlos afuera de tu vivienda a manera de protección. Los bonsáis no deben estar dentro o fuera de la casa, ni siquiera a la vista, debido a que representan el crecimiento reprimido artificialmente. *

Para activar la buena suerte en tu hogar cuelga tres monedas chinas (redondas con un agujero cuadrado en el centro), atadas con un hilo rojo en el interior de las puertas principales, nunca de la puerta trasera. En el exterior de las principales cuelga campanas también amarradas por hilo rojo. *

Pon un árbol de limas o naranjas en la entrada de tu casa. Un naranjo o un limero simbolizan el madurar de la fortuna y la prosperidad. *

Tener nueve peces de colores en un acuario o pecera es una excelente forma de activar la energía feng shui. Uno debe ser negro y los ocho restantes rojos o dorados. Si alguno se muere, no hay problema, sólo debes sustituirlo. Se dice que si un pez muere es porque absorvió la energía negativa de uno de los habitante de la casa. *

Si quieres mantener eternamente el amor entre tu pareja y tú, ten una habitación con gran cantidad de peonías. En Oriente esta flor se considera la "reina de las flores" y es un símbolo que asocia a la mujer con el amor.

El fuego y el agua no deben enfrentarse en tu cocina.
Es decir que el horno no debe estar junto al fregadero
o a la refrigeradora. El enfrentamiento de estos dos elementos rompe la armonía de los habitantes del lugar.
Pon el horno al sur de la cocina, esta posición trae buena suerte a las personas de la casa.
 

El extremo noroeste de toda habitación simboliza las puertas del cielo. No tengas estufas ni chimeneas en esa zona porque esto significa fuego a las puertas del cielo.

Nunca pongas el tocador frente a tu cama. Solo el espejo puede traer gran cantidad de energía negativa, roces y problemas con tu pareja. Si no puedes mover el tocador, tapa el espejo con una tela para solucionar el problema. 

Si una bombilla se funde en una habitación en la que estás presente es una mala señal. Cámbiala de inmediato para evitar que ocurra algo malo. Siempre ten varias de repuesto.

Nunca tengas una luz demasiado brillante ni directa sobre tí en tu casa u oficina, ya que puede producirte problemas de salud.

La posición ideal para sentarte en la oficina es con tu escritorio diagonal a la puerta y de cara a ella. Nunca pongas tu escritorio frente a la puerta pues la energía que entra es muy fuerte. Una luz justo encima de la entrada creará una energía yang propicia para el lugar de trabajo.

Procura no sentarte de espaldas a una ventana o estantería de vidrio pues te faltará apoyo y en cualquier emergencia serías de las primeras en sufrir las consecuencias. Pon una mesa o un armario entre tu silla y el vidrio o ventana. Pero mantén el armario cerrado pues abierto crea energías hostiles. 

Las plantas en la oficina es uno de los más poderosos potenciadores del feng shui. Las artificiales son igual de efectivas, pero nunca debes tener plantas o flores secas. 

Para contar con el apoyo de tus supervisores y compañeros de trabajo, siéntate con la espalda apoyada a la pared, pues ésta ofrece seguridad y protección. Para reforzar este apoyo, cuelga la imagen de una cordillera detrás de tí. 

La madera , el fuego y el agua son elementos que traen suerte. Mantén tu sala de estar bien iluminado y cálido en invierno, decóralo con plantas e instala algún elemento acuático, como por ejemplo una pecera. Haz lo mismo en las zonas de recepción de tu trabajo. 

Si en tu casa hay tres puertas alineadas y una de ellas es la puerta principal, la casa posee un feng shui acongojado. La mejor solución a este problema es mantener siempre cerrada la puerta del medio. Otra opción es colocar plantas o muebles a manera de barrera entre las puertas o por último colgar un móvil entre ellas. Todo esto con la intención de hacer más lento el flujo de energía. 

Para asegurar que las energías positivas no se estanquen y se transformen en negativas, pinta de blanco y ten bien iluminados los pasillos largos y estrechos o los rincones muy angostos de tu casa. 

La costrucción de la escalera deberá hacerse de forma tal que ascienda en una curva suave de un piso a otro y deberá estar muy iluminada para incitar al chi a subir a los pisos superiores de forma suave y lenta. Procura que no haya huecos porque hacen que la suerte salga volando. Cierra estos espacios con madera maciza para salvar y guardar el futuro familiar. 

Trata de tener una fotografía de toda la familia y asegúrate de que todos aparezcan felices. Colócalo en la sala de estar en lo posible en la pared sudoeste,y, si no puedes, entonces que la fotografía quede mirando al sur, sudoeste o noroeste. 

Si al abrir la puerta de tu casa lo primero que se ve es una escalera, trata de girar los últimos tres peldaños de la escalera para que ésta no quede frente a la puerta. Si no puedes, bloquéala colocando una planta, una luz potente, un mueble o un biombo entre la puerta y la escalera para evitar que la energía negativa invada el corazón de tu casa.
 

El comedor y la sala de estar han de ser el centro de un hogar. Llénalos de energía yang pintando las paredes de colores vivos y alegres. Instala en ellos la televisión y el equipo de sonido para producir ruido y actividad, y cuelga un espejo en el que se refleje la comida de la mesa o la alegría de la gente.

No olvides lo importante que es tener el baño limpio y arreglado, pero nunca lo recargues de plantas, flores, cuadros o adornos, pues lo que lograrás es lo opuesto a lo que quieres. Recargar el cuarto de tantos símbolos positivos, hará que el mismo cuarto se convierta en un símbolo negativo. 

Las relaciones familiares se verán afectadas,
si el baño queda al sudoeste o en el centro de la casa.
Para contrarrestar el efecto negativo, instala una luz brillante fuera del baño y recuerda siempre mantener la puerta cerrada.
También puedes pintar la puerta de rojo, que es un color yang.
 

La puerta del baño no debe dar nunca a la puerta principal. Pero si ocurre, entonces coloca una lámpara potente en el techo y mantenla siempre encendida para que la energía yin se disipe. 

Para manejar la energía de los baños, es importante que mantengas cerradas las tapas de los inodoros (excusados) y las puertas pues en estos lugares se concentra mucha energía negativa. 

Nunca tengas tu cama entre la puerta de tu habitación y la puerta del baño, pues las energías que recorren tu cama se verán en conflicto. Pon un biombo entre tu cama y las puertas, y colócala en otro sitio. 

Si las ventanas están junto a tu cama, el chi que entra es demasiado poderoso, por lo que no hay equilibrio o armonía y tu descanso se verá perturbado. Para evitarlo, debes cubrir las ventanas con cortina gruesas, para que el exceso de chi se vea obstaculizado. 

Es importante que no duermas bajo un ventilador o una luz muy intensa, pues hará que las energías yin se activen de noche. 

En ninguna circunstancia, evita que tu cama se ubique bajo una ventana. Si es el caso, coloca persianas y cortinas gruesas para taparla. 

Nunca cuelgues o pongas imágenes de animales salvajes, temas abstractos, o agua. El agua en cualquier otro lugar atrae un buen chi, pero en tu habitación atrae las pérdidas económicas. 

La decoración de tu cuarto debe ser con base en colores yin, oscuros y nunca claros. 

Es necesario que siempre puedas ver la entrada a tu habitación, desde tu cama, y que la luz sea suave, para que tengas un chi más propicio. 

Para que tu sueño sea profundo y tranquilo, tu cama siempre debe tener una cabecera. Ésta debe pegar con la pared y la cama debe estar a 45 cm. del suelo.

La puerta de tu dormitorio no debe dar a una escalera, un espejo u otra puerta, pues esto causará que el chi positivo se escape. Si ya es así, entonces para contrarrestar el problema, debes cerrar la puerta y colgar un móvil o una lámpara.
 

Es importante que sepas que las puertas de tu dormitorio no deben estar frente a la puerta de la cocina o del baño. Si ese es el caso, entonces cuelga un móvil para ahuyentar la mala energía creada.

Para ahuyentar el chi negativo, coloca tu cama en el extremo opuesto diametralmente a la entrada.

Para que siempre tengas suerte, nunca duermas con la cabeza o los pies apuntando hacia la puerta, pues esto aleja el buen chi.

Si hay una viga desnuda en cima de tu cama, tendrás problemas para conciliar el sueño, e incluso discordia entre la pareja. Para solucionarlo si la viga ya está ahí, puedes colgar dos cañas de bambú unidas por un hilo rojo, para así contrarrestar su chi negativo.

En tu dormitorio, no debes tener espejos que reflejen la cama, pues esto sugeriría la presencia de una tercera persona.

Con el objetivo de mejorar tu suerte en el amor, puedes poner una mesa en el extremo sudoeste de tu dormitorio y en ella coloca una parejita de patos mandarín. Los patos son el símbolo de la fidelidad y la felicidad. Si no consigues estos patos, puedes optar por cualquier objeto que tenga forma de corazón.

Para encontrar pareja, debes poner en el extremo sudoeste, una lámpara de pie de metro y medio para canalizar la energía de la tierra. Recuerda mantener esta luz encendida todas las noches hasta que llegue la persona indicada.

Para mejorar tu vida social, debes colocar una luz brillante y cristales naturales de cuarzo en el extremo sudeste de tu hogar, tu salón o dormitorio. Para activar el buen Feng Shui, debes encender la luz al menos tres horas, cada noche.

La esquina de tu salón que se ubica al sudeste, corresponde al rincón de la riqueza universal. Si colocas una frondosa planta en ella, harás que toda su energía se active.
Otra manera, es colocando más bien, una pecera. Eso si, ten en cuenta que esto sólo se aplica en tu salón de estar. Nunca en las demás habitaciones.
*

Si tu puerta principal está orientada al este, al sudeste o al sur, es mejor que la pintes de color verde.

El color blanco es una buena opción para las puertas principales que se ubican al oeste, nordeste o norte.

Si tu puerta principal se ubica más bien al norte, al este o al sudeste, es bueno pintarla de azul.

Una posibilidad para crear armonía Feng Shui es pintando la puerta de color rojo si se ubica en sur, sudoeste o nordeste.

No es recomendable que ubiques la puerta principal bajo un baño que está en el segundo piso.

Nunca coloques la puerta principal de tu casa frente a una columna o a una esquina. Recuerda que estos son sitios que acumulan chis mortales, conocidos como filos de cuchillo.

No debes ubicar la puerta principal de tu casa frente a un baño, escalera u espejo, así el ying nunca se va a escapar.

Es importante que la puerta principal de tu casa, se abra hacia espacios amplios, como un parque, y que además dé paso a un recibidor o salón.
Estos espacios se llaman luminosos y en ellos se acumula el chi beneficioso.

Si de casualidad vas a colocar una chimenea en tu casa, debes saber que el mejor sitio para ponerla es en la pared Sur o también en las paredes Sudeste, Sudoeste, Noreste y Este. Si tu chimenea ya está en el Noroeste, lo mejor es que no la uses, para evitar problemas con el chi.

Cuando vayas a elegir muebles, es importante que los consigas con un respaldar amplio y brazos cómodos.

Los peces siempre traen buena suerte dentro de la tradición Feng Shui. Coloca una pecera en el extremo norte de tu sala con lindos gupis. Esto te será propicio en el desarrollo de tu carrera.

El sur es la dirección de los nuevos inicios, y de las oportunidades.
Aquí domina el fénix carmesí. La imagen de un amanecer en esa dirección, ampliará los horizontes y abrirá nuevos senderos para tu crecimiento interior.

Los animales domésticos son ideales para mantener un buen chi en casas que quedan solas durante el día, pues el silencio y la quietud acumulan energía yin. Un animal vivaz lo contarresta.

Los árboles y las plantas funcionan mejor si están ubicados al este, al sudeste o al sur.
Es importante podarlos con regularidad para que no acosen la casa.

Ten plantas y árboles en tu casa. Ellos son muy positivos, porque el elemento madera significa crecimiento y desarrollo.

Los espejos deben ser colocados en una pared que no esté frente a la puerta.
Si refleja una puerta, la suerte y la energía positiva se disiparán.

Los grandes espejos son ideales para revitalizar la energía en un espacio pequeño y asinado, sobretodo colócalos en salitas o recibidores pequeños.

 

Si las vigas de tu techo están al descubierto, la energía negativa caerá sobre cualquiera que se siente debajo de ellas. Para contarrestar este efecto negativo, cuelga un móvil (colgante) de cinco tubos en la viga. Los tubos deben ser huecos, así el chi pasará por ellos, y se convertirá en buena suerte.

Si tienes plantas enfrente de esquinas o columnas, debes cambiarla de posición con regularidad, pues ella no es tan fuerte como para sobrevivir toda la energía negativa que surge de este tipo de lugares. 

Las columnas o esquinas protuberantes son muy dañinas. Coloca una hermosa planta natural frente a ella. Así desviarás y disiparás la energía letal que emana de ahí.

Si por casualidad, una cascada natural da a tu hogar te enriquecerás sin duda alguna. Puedes intentarlo con una cascada artificial, pero recuerda el exceso es enemigo del equilibrio. Demasiada agua te puede ahogar.
       

Si un río fuerte corre hasta tu casa, la suerte no se acumulará y tendrás que hacer un gran esfuerzo para retenerla.

Si un arroyo o riachuelo fluye hasta tu casa lentamente, prósperarás y tendrás éxito fácilmente.

Vivir en cimas y altura extremas no es recomendable.
En la cima estás expuesto a fuertes vientos, las alturas medias te ofrezen un amble refugio donde estarás protegido de los elementos.

Si el terreno donde está tu hogar es plano, entonces los dragones de la suerte no estarán, por lo que el terreno será menos positivo.

El terreno donde vas a construir tu casa, debe ser ondulado para acoger a los dragones de buena suerte.

Nunca pongas agua al lado derecho de la entrada principal de tu casa. Esto provoca que tu marido desee otras mujeres.

Cualquier elemento acuático que pongas en tu casa debe colocarse a la izquierda de la entrada principal, visto desde el interior de la casa. Esto asegura la estabilidad del matrimonio.

Las energías de una montaña o montículo, o incluso estructuras grandes protejerán tu hogar si están detrás. Si están delante te vas a enfrentar a un obstáculo inamovible.

Los meses de invierno son totalmente de yin.
Para mantener el equilibrio, introduce fuego, por ejemplo con candelas. Así darás luz y calor a los días tétricos.

En verano, reina el yang. En estos meses, todo es cálido y brillante. Pero ten cuidado recuerda el equilibrio. Introduce yin en forma de agua, así reestablecerás la armonía y atraerás la suerte.

Además de flores naturales, puedes tener flores artificiales, de seda o algún material delicado, así evitarás a toda costa las flores secas.*

Las flores secas te deprimen y atraen el yin a tu hogar. Reemplázalas inmediatamente por flores frescas.

Las flores frescas son un imán para el yang, por lo que es importante que tengas en todas las habitaciones.

Es importante que al menos una vez por semana ventiles tu casa, abriendo por lo menos dos ventanas de dos habitaciones diferentes. El aire fresco se llevará el yin que haya quedado atrapado. Si es día soleado mejor, porque entrará una gran cantidad de yang, y atraerás la fortuna.*

Si hay un sendero que lleva a la puerta principal de tu casa, debe serpentear, pues así se retiene el chi (energía cósmica) que trae buena suerte.*

Trata de que la fachada de tu casa quede frente a una calle recta. Si ya es inevitable, huye de la mala suerte que se cierne sobre tí, con árboles, una tapia o un seto. También puedes utilizar un símbolo Pacuá, que es un espejo hexágonal montado sobre otro espejo hexagonal.*

Si colocas fuentecitas o estanques pequeños en los extremos norte o sudeste del jardín, el dinero llegará con facilidad a tus manos.

Un móvil de seis tubos en el noroeste te proporcionará guías y gente que querrá ayudarte en tu vida. Además mejora la suerte del jefe de familia.

Los móviles o colgantes son muy propicios para el Feng Shui. Tienen más efecto si se colocan en el noroeste.

La proporción entre ventanas y puertas no debe exceder las tres ventanas por una puerta. Esto se debe a que la existencia  de muchas ventanas posibilita que la suerte se escape. Además las ventanas no deben estar en dirección a la puerta, pues de igual forma la suerte se alejará de tí.

No debes ubicar la puerta principal de tu casa frente a un baño, escalera u espejo, así el ying nunca se va a escapar.

Es importante que la puerta principal de tu casa, se abra hacia espacios amplios, como un parque, y que además dé paso a un recibidor o salón.
Estos espacios se llaman luminosos y en ellos se acumula el chi beneficioso.

Si de casualidad vas a colocar una chimenea en tu casa, debes saber que el mejor sitio para ponerla es en la pared Sur o también en las paredes Sudeste, Sudoeste, Noreste y Este. Si tu chimenea ya está en el Noroeste, lo mejor es que no la uses, para evitar problemas con el chi.

Cuando vayas a elegir muebles, es importante que los consigas con un respaldar amplio y brazos cómodos.

Los peces siempre traen buena suerte dentro de la tradición Feng Shui. Coloca una pecera en el extremo norte de tu sala con lindos gupis. Esto te será propicio en el desarrollo de tu carrera.

El sur es la dirección de los nuevos inicios, y de las oportunidades.
Aquí domina el fénix carmesí. La imagen de un amanecer en esa dirección, ampliará los horizontes y abrirá nuevos senderos para tu crecimiento interior.

Los animales domésticos son ideales para mantener un buen chi en casas que quedan solas durante el día, pues el silencio y la quietud acumulan energía yin. Un animal vivaz lo contarresta.

Los árboles y las plantas funcionan mejor si están ubicados al este, al sudeste o al sur.
Es importante podarlos con regularidad para que no acosen la casa.

Ten plantas y árboles en tu casa. Ellos son muy positivos, porque el elemento madera significa crecimiento y desarrollo.

Los espejos deben ser colocados en una pared que no esté frente a la puerta.
Si refleja una puerta, la suerte y la energía positiva se disiparán.

Los grandes espejos son ideales para revitalizar la energía en un espacio pequeño y asinado, sobretodo colócalos en salitas o recibidores pequeños.

Si las vigas de tu techo están al descubierto, la energía negativa caerá sobre cualquiera que se siente debajo de ellas. Para contarrestar este efecto negativo, cuelga un móvil (colgante) de cinco tubos en la viga. Los tubos deben ser huecos, así el chi pasará por ellos, y se convertirá en buena suerte.

Si tienes plantas enfrente de esquinas o columnas, debes cambiarla de posición con regularidad, pues ella no es tan fuerte como para sobrevivir toda la energía negativa que surge de este tipo de lugares.

Las columnas o esquinas protuberantes son muy dañinas. Coloca una hermosa planta natural frente a ella. Así desviarás y disiparás la energía letal que emana de ahí.